debajo del cielo

Debajo del cielo es una obra de danza teatro interpretada por Rhea Volij (bailarina y coreógrafa de danza Butoh) y Pablo Medina (actor y bailarín de contact improvisación).

La dirección es de Máximo Salas (director de teatro y de performances, quien regresa a escena después de cinco años). La música es original de Carlé Costa.

Debajo del cielo es un viaje a la profundidad invisible de las calles. Dos cuerpos se encuentran en medio del paisaje desolador de la gran ciudad: allí donde imperan el hambre, la violencia y la marginación, dos vagabundos se cruzan por azar y emprenden un mismo camino. Debajo del cielo es una danza anónima e intensa de las calles, que se pregunta por la interioridad, los afectos y por esas presencias fantasmales que pueblan y deambulan cualquier desierto urbano.

Debajo del cielo surgió a partir de la lectura de “Los avispones”, de Peter Handke: la novela cuenta cómo un hombre ciego percibe su derredor, cómo su vida cotidiana se vuelve un paisaje de sensaciones exasperadamente minuciosas, donde hasta lo más mínimo adquiere dimensiones tan poéticas como terribles.

autoría y dirección Máximo Salas intérpretes Pablo Medina. Rhea Volij vestuario Líbera Woszezenczuk escenografía Rodolfo Bellusci iluminación Oscar Salorio música original Carlé Costa Costa asistencia de dirección Alfrida Podlischevsky prensa Marina Belinco críticas “Volij -de largo trabajo en la danza butoh- se luce aquí en un trabajo interpretativo que le permite mostrar una labor expresiva finísima. Gustosa de las pausas, sabe manejar su cuerpo hasta que el público se habitúa a esa velocidad ralentada que deja saborear cada pasaje sin apuro.” (Analía Melgar; Página/12) “Un génenro escénico que puede brindar resultados extraordinarios. …trabaja el cuerpo de una manera que parece que los huesos desaparecieran, que trabaja mucho la lentitud, logra hacerte ingresar a una dimensión energética diferente.” (Moira Soto; Pan y Teatro- Radio Nacional) “La mujer está interpretada por Rhea Volij, excelente bailarina, con un nivel de sutileza y precisión en sus movimientos tan llenos de significados verdaderamente exquisitos.” (Lorena Haffar; Casting porteña)